WhatsApp

686.995.445

Horarios

Lunes a jueves 11:00-19:00h viernes 11:00-15:00h

 
CarCross

Consejos para rodar en circuito

Lo primero que hay que tener en cuenta, es que el pilotaje en un circuito, nada tiene que ver con la conducción por carretera abierta al tráfico. Aquí no hay señales de velocidad máxima, hay carteles de metros que quedan hasta la curva. No tienes porqué adelantar siempre por la izquierda, adelantas por la trazada buena que amablemente te deja el piloto del coche que te precede. Aquí puedes rodar con unos márgenes de seguridad muy amplios, tienes escapatorias de arena y hierba, las vallas de seguridad están muchas veces protegidas por neumáticos que amortiguan un posible golpe, etc.

Pero no nos confundamos, rodar en circuito tiene sus riesgos, que aceptamos al inscribirnos y salir a pista. Obviamente, las tandas (Privadas) tienen unas férreas normas, que lo que buscan es minimizarlos al máximo, y aplicando esta serie de consejos, las posibilidades de tenerlos, son aún menores:

  • Guarda una prudente distancia de seguridad con el vehículo que te precede. Nunca sabes si va con los frenos sobrecalentados, unos neumáticos pasados... o simplemente porque el piloto no frena tan tarde como tú o traza de manera distinta.
  • Efectua los adelantamientos cuando estés seguro que el vehículo que te precede sabe que lo vas a hacer y te facilita la maniobra. El uso de intermitentes es muy útil, marcando hacia el lado que vas a adelantar, o bien hacia el lado que te vas a apartar si eres el adelantado.
  • Se consciente siempre de tus posibilidades, teniendo en cuenta tu experiencia en circuito y el coche que llevas. Nadie nace aprendido, busca esas trazadas, frenadas y demás, poco a poco. Aprende de la gente que más tiempo lleva, tanto observando detenidamente desde la grada o desde dentro de pista, cómo trazan, dónde empiezan a girar, dónde empiezan a quitar volante y acelerar, etc. Es muy útil, en casa, ver videos del youtube (ver apartado web dedicado al respecto), de cámaras on-board, para conocer las curvas, trazadas, frenadas, velocidades de paso por curva, etc.
  • El acelerador no es un botón on-off. Trátalo con mimo y delicadeza, tu seguridad y la del resto de participantes, te lo agradecerán. Además, los neumáticos durarán mucho más que maltratándolos innecesariamente. Llevando una conducción "fina", verás que empiezas a rodar cada vez más rápido y con menores peligros de salida de pista o trompo.
  • Tantea el estado del coche y de la pista en la primera y segunda vuelta de cada manga. No salgas a tope desde el principio. Verifica que las curvas de la pista estén limpias, que tu motor, frenos y suspensiones, responden como deberían, dale tiempo a los neumáticos/slicks a alcanzar su temperatura adecuada de funcionamiento.
  • Mantén la mirada alta. No hace falta que vayas pensando en la siguiente curva antes de entrar en la que vas a hacerlo, como los pilotos de rallyes, pero sí es conveniente que observes lejos, y que entres en las curvas con los "deberes bien hechos". Eso te permitirá tener mucho mayor tiempo para solventar cualquier incidencia en pista, que haya alguien cruzado a la mitad de esta, que los comisarios del puesto de control te estén mostrando una bandera (ver significado de cada una de estas en el apartado web de normativa)... además, verás que tus tiempos mejoran.
  • Revisa bien tu vehículo antes de entrar a pista. Comprueba niveles de aceite, refrigerante y frenos, por posibles pérdidas o consumos; estado exterior de la carrocería, para no ir perdiendo piezas; presión y temperatura de los neumáticos... Esto te evitará problemas de fiabilidad y ganarás además, seguridad para tí y el resto de compañeros en pista. Se consciente también de la cantidad de gasolina que llevas, teniendo en cuenta el consumo en conducción deportiva, para no quedarte "tirado".
  • Sigue la evolución mecánica del coche dentro de pista. Mantén la atención sobre los indicadores de temperatura de aceite y refrigerante, también de presión del turbo o del aceite. Al igual que si observas que los niveles/presiones no son los adecuados, si notas comportamientos extraños en los neumáticos, frenos o suspensiones, es mejor una retirada a tiempo pudiendo disfrutar del coche en otras mangas u ocasiones, que romper algo o tener un accidente.
  • Refrigerando el motor. Es conveniente en un coche que no sea de competición, y cuanto más pesado más aún, dar de cada dos o tres vueltas a un ritmo fuerte, una de refrigerio. Consiste en circular al 75% aproximadamente con respeto al 100% que sería ir en "vuelta rápida", intentando ir en marchas más altas, sin tener que usar casi los frenos. Nuestro motor nos lo agradecerá, bajará considerablemente la temperatura de agua y aceite. Al terminar cada tanda, es conveniente, ya en el paddock, sobretodo en vehículo que equipen catalizador o turbo, dejar el motor un par de minutos al ralentí.
  • Refrigerando los frenos. Al igual que refrigeramos el motor, nuestros frenos también nos agradecerán esa vuelta al 75% de posibilidades. En marcha, y sin abusar de ellos, bajarán considerablemente su temperatura, minimizando las posibilidades de fadding y alabeo o rotura de discos. Al terminar cada tanda y entrar al paddock, lo más conveniente, por lo mismo, es parar en un sitio llano, estacionando el coche sin poner el freno de mano.
  • El peso "es tu enemigo". Aparte de quitar todo lo que pueda moverse dentro del habitáculo, lo ideal es entrar a pista pesando el coche lo mínimo necesario. Cuánto más peso quites, mejor se comportará tu coche, en las frenadas y en curva, y por supuesto, también acelerará más. Por supuesto, todos los componentes se desgastarán en menor medida cuanto menos peso lleves.
  • Guarda tu toda "intimidad". Es recomendable tapar las matrículas, por motivos obvios. Además, tener una matrícula personalizada, queda muy bien en la gran cantidad de fotos que podrás tener de tu vehículo.
  • Equipamiento de piloto. Además de ganar seguridad, ganarás mucho "feeling" con tu coche en el circuito. Con unos simples guantes y un asiento que de verdad nos sujete, verás que el control sobre el vehículo es mucho mayor, y por supuesto, tus trazadas y frenadas serán mejores, por lo que tus tiempos bajarán.
  • Gancho de remolcado puesto. Es muy útil tenerlo puesto al entrar a pista, ya que si nuestro coche se avería o tenemos un accidente que requiera la asistencia de la grua a pista, tardaremos mucho menos tiempo en tan angustioso caso, y además, evitaremos que quizá alguna parte de nuestra carrocería se dañe en tal operación. Si te fijas, los coches de carreras, siempre lo llevan puesto, y con una pegatina en forma de flecha señalizan su situación.